5 tipos de sanciones pueden recibir las comunidades de propietarios si no tienen administrador de fincas07/08/2019

5 tipos de sanciones pueden recibir las comunidades de propietarios si no tienen administrador de fincas

1 de cada 5 comunidades de propietarios españolas están en riesgo legal al desconocer la actual normativa vigente.

¿Por qué es importante tener un Administrador de Fincas colegiado? ¿Qué hace más allá de moderar las reuniones de vecinos o gestionar las obras de las zonas comunes?

Los diferentes colegios de administradores de fincas de España afirman que es una figura importante para administrar cualquier comunidad de propietarios.

En muchos casos, el trabajo de estos profesionales es una garantía legal que les evita multas que podrían llegar hasta los 800.000 euros, como en caso de no cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Según datos de IESA, empresa proveedora de soluciones tecnológicas, más del 20% de las comunidades de vecinos españolas estarían en riesgo legal al no disponer de un Administrador de Fincas colegiado que las asesore en su gestión.

¿A qué multas se podrían enfrentar las comunidades que desconozcan la nueva normativa y no cuenten con un Administrador de Fincas colegiado que les asesore? Son estas:

1.- Relación con Hacienda

2.- Inspecciones periódicas del inmueble

3.- Protección de datos

4.- Prevención de Riesgos al día

5.- Problemas de convivencia interna

1.- Relación con Hacienda

Hasta 3.000 euros por incumplir los requisitos de la Agencia Tributaria. Las comunidades de vecinos tienen que presentar modelos fiscales a la Agencia Tributaria.

2.- Inspecciones periódicas del inmueble

Hasta 90.000 euros por no hacer las inspecciones periódicas. Ésta es la cifra que podría pagar una comunidad en caso de no tener al día las revisiones de ascensores, instalaciones eléctricas, sistemas de calefacción, etc.

Este tipo de revisiones de mantenimiento ha aumentado en los últimos años y es fundamental que las comunidades hagan un seguimiento apropiado.

3.- Protección de datos

Hasta 600.000 euros por incumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) o del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Durante los últimos años se ha intensificado todo lo relacionado con el Reglamento sobre protección de datos de usuarios y consumidores.

El que exista un vecino moroso que no paga los recibos de la comunidad de propietarios no permite a dicho colectivo publicitar que este vecino no cumple con el pago de dichos recibos. Se podría estar incurriendo en un delito contra el derecho al honor y enfrentarse a un proceso judicial inesperado

Esta nueva LOPDGDD cuenta también con un título décimo donde se engloban diferentes derechos digitales que están aun por desarrollar.

Pero esta norma y la entrada en vigor del actual RGPD, del que pronto se va a cumplir su primer aniversario el próximo 25 de mayo, actualizó las sanciones a parámetros importantes.

De hecho, la opción que una comunidad de propietarios instalara en su área de influencia  cámaras de vigilancia en zonas comunes sin advertir a los propietarios podría generar esa multa tan elevada antes citada.

4.- Prevención de Riesgos al día

Hasta 800.000 euros por incumplimiento de Prevención de Riesgos Laborales. Cumplir la normativa de prevención de riesgos laborales es obligatorio para toda comunidad de vecinos, incluso, aunque no tenga en plantilla a ningún trabajador.

Si el resultado de una inspección de trabajo es negativo las sanciones económicas pueden ser leves, de 40 a 2.045 euros;  graves, de 2.046 a 40.985 euros;  y muy graves, de 40.986 hasta 819.780 euros.

Hay que estar al día de la normativa vigente.

5.- Problemas de convivencia interna

Otras cuestiones que pueden ser claves en cualquier comunidad de propietarios tiene que ver con los vecinos morosos, incívicos o que llevan a cabo actividades ilegales en los domicilios, viviendas ocupadas, desperfectos en las zonas comunes o suciedad provocada por las mascotas son algunos de los problemas más habituales a los que se enfrentan las comunidades de vecinos, y que con la ayuda de los administradores de fincas son más sencillas de llevar.

En términos legales, un administrador de fincas recibe los beneficios de la colegiatura al cumplir con las siguientes condiciones: ser mayor de edad, ser español o tener la ciudadanía de la Unión Europea, inscribirse en el Colegio Territorial de Administradores de Fincas y no encontrarse inhabilitado por algún acto en el desempeño en sus funciones, según los Estatutos Generales de la profesión de Administrador de Fincas, Colegios Terrioriales y de su Consejo General, aprobado el 25 de marzo de 2010 ante el Ministerio de Vivienda.

Los administradores colegiados tienen el beneficio de ser protegidos por los colegios territoriales de ejercer su profesión sin discriminaciones ni desmejora de sus condiciones salariales, laborales, ni ataques a la dignidad de su persona por parte de terceros.

Luis Javier Sánchez

(Fuente CONFILEGAL)

En ADVOCATI ABOGADOS somos, desde 1.993, además del Servicio Jurídico de la Cámara de la Propiedad Urbana de la provincia de Salamanca, abogados expertos en pleitos civiles, hipotecarios, arrendamientos, sucesiones, procesos concursales, comunidades de vecinos, en materia de preferentes, cláusulas suelo y negociación de condiciones bancarias, no dude en ponerse en contacto con nosotros para consultarnos la solución a su problema.

AVISO LEGAL: En cumplimiento de lo establecido en los artículos 21 y 22 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, usted puede revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otros medios de comunicación electrónica equivalentes, remitiendo un mensaje de correo electrónico con el asunto “BAJA E-MAIL COMERCIAL”, a la siguiente dirección: eduardo.bures@altadvocati.com


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.